Estas aqui
Home > Es noticia > China, destino prioritario para la inversión española

China, destino prioritario para la inversión española

En ocho años China será, según la consultora The Boston Consulting Group, el segundo mercado en importancia, representará el 5% del consumo mundial y contará con una población acomodada de 280 millones de personas; factores que ofrecen un abanico de oportunidades para nuestras empresas. En 2011 la relación bilateral entre España y el Gigante Asiático se cifró en 22.000 millones de euros, mientras que las exportaciones españolas entre enero y agosto de este año han superado los 1.785 millones, un 13% más que durante el mismo periodo del ejercicio anterior.

 

Con la aprobación del XII Plan Quinquenal 2011-2015, China ha establecido las prioridades de sus políticas económicas y se ha fijado amentar el crecimiento económico; ampliar sus infraestructuras; mejorar el entorno ecológico; brindar mejores servicios públicos; desarrollar y fortalecer las industrias locales; elevar los niveles de vida; y reformar y abrir la región a las inversiones extranjeras.

 

En este contexto, y enmarcado dentro de los programas dirigidos a la internacionalización de la empresa española, la Secretaría de Estado de Comercio, a través de ICEX España Exportaciones e Inversiones y la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Shanghái, han organiza el Encuentro Empresarial España-República Popular China que se celebrará en la ciudad de Shanghái del 26 al 28 de noviembre y que contará con la presencia de medio centenar de empresas españolas y la cooperación de Invest in Shanghai.

 

Patrocinado por COFIDES, Banco Santander, Applus y el despacho de abogados Garrigues, este encuentro empresarial tiene por objetivo facilitar la identificación de oportunidades de inversión y cooperación empresarial entre ambos países, así como la identificación de potenciales socios. Además, las empresas españolas participantes podrán contactar directamente con empresarios chinos interesados en establecer alianzas estratégicas, a la vez que conocerán de primera mano las posibilidades de inversión en este país.

 

Los sectores prioritarios de este encuentro en los que se han identificado oportunidades de inversión para las empresas españolas son automoción; aeronáutico; energías renovables; tratamiento de residuos tanto urbanos como industriales; tratamiento de aguas; agricultura moderna; biotecnología; alimentación y bebidas; sanidad; ocio; moda; hábitat; audiovisual y educación no obligatoria.

 

Nueva cultura gourmet
China ofrece un mercado consolidado y en pleno auge para sector agroalimentario español, debido principalmente al crecimiento sostenido de la clase media, cada vez más interesada en los productos extranjeros y, entre los que se está expandiendo a su vez, una nueva cultura gourmet que se decanta cada vez más por la calidad. Las exportaciones del sector a China continental alcanzaron en los ocho primeros meses de 2012 los 284 millones de euros, lo que representa un incremento superior al 17% en comparación con el mismo período de 2011.

 

Los alimentos españoles en China han comenzado a experimentar un importante aumento del consumo y de los 20 principales mercados de exportación de nuestro aceite de oliva, el Gigante Asiático es el que más ha crecido, convirtiéndose en 2011 en el sexto mercado en valor. Nuestro “oro líquido” es líder en este país en todas las categorías, con una cuota de mercado del 45% y 50% según el tipo de aceite. Pero además, cada vez es posible encontrar en los estantes de las cadenas de distribución productos españoles como las aceitunas, las galletas, la pasta, el chocolate, conservas… Sin olvidar que nuestras ventas de productos cárnicos, y en especial el cerdo y el jamón, se han convertido en pocos años –desde la apertura de mercado- en uno de los principales nichos de la partida agroalimentaria española con destino a China.

 

Por otra parte, en el caso de los vinos, China es uno de los pocos mercados en los que el consumo está creciendo con importantes cifras, lo que atrae a numerosas bodegas de todo el mundo, incluidas las españolas. Durante los primeros ocho meses del año nuestros vinos han incrementado sus ventas en el país un 25% en valor, hasta alcanzar los 58 millones de euros.

 

La gran oferta española
Según la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en China, “el sector de bienes de consumo ofrece diversas oportunidades para las empresas españolas dentro de ciertos nichos de mercado, como serían los productos innovadores, de diseño y elevada calidad, ya que se considera que China se convertirá en el mayor mercado de lujo en el año 2015”. Las principales firmas de moda españolas – Zara, Mango, Adolfo Domínguez o Trucco, entre otras- han abierto establecimientos en las principales ciudades del país.

 

Las exportaciones de moda made in Spain se han incrementado durante los ocho primeros meses del año un 13%; mientras que el sector del hábitat cuenta con un reconocido prestigio ya que firmas como Roca, Cosmic, Cosentino, Simon, Kettal, Nueva Línea o Mariner, cuentan con una importante presencia en el país.

 

El interés por lo español está creciendo y se espera que se produzca un efecto dominó durante los próximos años también con el idioma. Según estimaciones, se prevé un importante incremento de la demanda de estudios de nuestro idioma. La cultura y la lengua españolas se están abriendo camino progresivamente y las universidades que ofertan la licenciatura de español han superado la veintena, mientras que el número de estudiantes en el Instituto Cervantes ha saltado de 1.168 en el curso 2006-2007 a 4.767 alumnos en el periodo 2010-2011.

 

Sector industrial, energía e infraestructuras
Los sectores de automoción, hierro y acero, textiles, fabricación de maquinaria, construcción naval, electrónica y fabricación de productos de información, industria ligera, petroquímica, metales no ferrosos y logística, son los diez pilares prioritarios de la economía del país y generan alrededor de un tercio del PIB nacional. Además a esto hay que sumarle que en materia energética, China deberá realizar grandes esfuerzos para asegurar el suministro de energía a medida que la demanda interna, por un lado, y la competencia internacional, por otro, aumentan. Según la Agencia Nacional China para la Energía (NEA, por sus siglas en inglés), a las dificultades ya dadas para garantizar el abastecimiento en un país de 1.300 millones de personas, hay que sumar ahora la necesidad de renovar gran parte de las infraestructuras nacionales.

 

Por ello, a través del XII Plan Quinquenal, se ha puesto en marcha una gran cantidad de recursos para el desarrollo de plantas de energías renovables y, más concretamente, se plantea aumentar la producción de plantas eólicas -entre 15 y 18 millones de KW- y las solares -en tres millones de KW- hasta 2015. Sobre las presas hidroeléctricas, el objetivo para 2015 es reforzar su capacidad en 20 millones de KW. Además, sobre las presas hidroeléctricas, el objetivo para 2015 es reforzar su capacidad en 20 millones de KW. Este plan también cubrirá el acceso a la red de aquellas comunidades a las que no llega la energía así como una mejora del sistema nacional.

 

En el área de las infraestructuras, el Gobierno chino considera que la inversión nacional debe realizarse atendiendo a patrones de respeto al medio ambiente, por lo que ha desarrollado el Plan de Protección a la Naturaleza, que recopila medidas hasta 2015 y que cuenta con una dotación de 536.000 millones de dólares para ejecutarlos. Además, en el capítulo del tratamiento de agua, las inversiones que propone el Gigante Asiático se enfocan, básicamente, a la construcción de nuevas plantas de tratamiento de residuos industriales líquidos, a la canalización y depuración de aguas residuales urbanas, a las obras para prevenir la contaminación en acuíferos y al desarrollo de los sistemas de riego agrícolas para que sean más eficientes.

 

 

 


Powered by WPeMatico

Deja un comentario

Top