Estas aqui
Home > Es noticia > Cincuentopia trata el arte povera

Cincuentopia trata el arte povera

CINCUENTOPIABARCOPARAREGISTROparaGoogleEl portal Cincuentopía publica una entrada especial en la que examina el fenómeno del denominado “arte povera” y analiza su actual impacto en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. Esta manifestación artística tiene su origen en Italia en la década de los años sesenta del pasado siglo XX. 

Bajo el título el título ‘Arte povera en el Museo Reina Sofía de Madrid’, la entrada de Cincuentopía explica los rasgos distintivos del arte povera (“arte pobre” en el original italiano), término acuñado por el crítico Germano Celant en 1967. Se trata de una tendencia que aboga por la utilización de materiales considerados como “pobres” por su fácil obtención (madera, hojas, cristal, carbón, arcilla, tela, materiales de desecho, rocas, objetos triviales en su apariencia…) como soporte de la obra de arte. El arte povera no sólo rechaza los iconos de los medios de comunicación de masas o las demostraciones artísticas propias del pop art o del minimalismo, sino que propugna valores como la espontaneidad, la ilusión convertida en utopía, el contacto directo con los materiales o la consideración del arte como una prolongación armónica del cuerpo y el alma del propio artista.

Cincuentopía dedica particular atención a tres de las obras correspondientes a esta manifestación artística que se encuentran expuestas en la sala 104 06 del Museo Reina Sofía de MadridLe trombe del Giudizio de Michelangelo Pistoletto, Vetro di Murano e shantung di seta pura (Piede di vetro) de Luciano Fabro  y Fibonacci Napoli (Fabricca a San Giovanni a Teduccio) de Mario Merz. Al mismo tiempo incluye enlaces sobre la presencia del arte povera en algunas de las principales pinacotecas de todo el mundo: Tate Gallery de Londres, Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York y Museo Guggenheim (en varias de sus sedes).

De manera adicional la entrada de Cincuentopía contiene un vídeo extraído de su canal de YouTube dedicado al patio interior del Museo Reina Sofía, un rincón apenas separado por unos metros del denso tráfico madrileño pero en el que el tiempo parece haberse detenido y el silencio adueñado del espacio.

 

Top