Estas aqui
Home > Es noticia > España es nuevo miembro del Programa de la Ruta de la Seda de la OMT

España es nuevo miembro del Programa de la Ruta de la Seda de la OMT

Titular: España es nuevo miembro del Programa de la Ruta de la Seda de la OMT
Subtitular:

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha explicado en el Senado que España es el 32º país que se ha incorporado a este Programa con el objetivo de promover el desarrollo de un turismo sostenible y conservar el patrimonio cultural y natural de esta histórica ruta.         

Supone un impulso para mantener viva una memoria etnográfica que tiene potencial para convertir a localidades y ciudades de España en nuevos enclaves de referencia turística reforzando su patrimonio y fomentando un flujo enriquecedor de ideas y conocimientos con otras regiones.

Valencia es un referente entre las ciudades de las Rutas Occidentales de la Seda por las múltiples vinculaciones mantenidas por la ciudad con las rutas y corredores comerciales de este tejido.

Contenido:

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha explicado hoy en el Senado que España ha sido incluida como el 32º Estado Miembro en el Programa de la Ruta de la Seda de la Organización Mundial del Turismo (OMT), tras aceptar la solicitud realizada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a petición de la Comunidad Valenciana, a través del Centro Unesco Valencia – Mediterráneo y de la Universidad de Valencia.

El Programa se rige por el vigente Plan de Acción de la Ruta de la Seda 2014/2015, con las siguientes áreas focales: “Marketing y promoción”; “Gestión de destinos y construcción de capacidades” y “Facilitación de los viajes”, cuestión clave, puesto que el turismo en la Ruta de la Seda es un producto multidestino (http://silkroad.unwto.org/es).

El ingreso de España en el programa de la Ruta de la Seda de la OMT supondrá el desarrollo de un nuevo producto turístico, al mantener la memoria etnográfica de localidades y ciudades de España asociadas a la sericultura y su comercialización, poniendo en valor su patrimonio y la recuperación y desarrollo de esa referencia turística en esos destinos. Asimismo, fomenta el flujo enriquecedor de ideas y conocimientos con otras regiones, potenciando vínculos con países y civilizaciones que, a pesar de su distancia y lejanía física, no nos resultan tan lejanos ya que, durante siglos, hemos ido “tejiendo redes” tan delicadas y exquisitas como la propia seda.

Se trata de una iniciativa que servirá para enlazar con países lejanos, como  las ex repúblicas soviéticas del Asia Central, además de estrechar lazos con mercados prioritarios para España, como China. 

Como estado miembro, España ya ha sido invitada a participar en los próximos encuentros sobre la Ruta de la Seda, como la 7ª Conferencia Internacional del 18 al 20 de junio en Xian.

El proyecto de turismo en la Ruta de la Seda surgió por primera vez en la Asamblea General de OMT celebrada en Indonesia en 1993. Animada por el interés en el intercambio cultural, el comercio y el Turismo, la OMT, trabajando con la UNESCO, decidió reforzar las antiguas rutas como un concepto turístico, uniendo tres continentes y ofreciendo un concepto de viaje basado en el patrimonio cultural y natural y en la diversidad de los viajes (rutas por tierra y rutas marítimas).

España se suma ahora a los 31 países (Albania, Bulgaria, Croacia, Grecia, San Marino, Armenia, Azerbaiyán, Bangladesh, China, Corea del Norte, Corea del Sur, Egipto, Georgia, Indonesia, Irán, Iraq, Israel, Italia, Japón, Kazajistán, Kirguistán, Mongolia, Pakistán, Rusia, Arabia Saudí, Siria, Tajikistán, Turquia, Turkmenistán, Ucrania y Uzbekistán) que en la actualidad participan en el Programa de la Ruta de la Seda de la OMT, participación que desde la Declaración de Samarcanda sobre Turismo en la Ruta de la Seda, adoptada en la Primera Reunión Internacional en 1994, ha ido en aumento.

XX Aniversario de la declaración de la Lonja de la Seda de Valencia como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Valencia es un referente entre las ciudades de las Rutas Occidentales de la Seda por las múltiples vinculaciones mantenidas por la ciudad con los corredores comerciales de este tejido. Las manufacturas sederas valencianas comenzaron ya en la época musulmana, pero el notable crecimiento que experimentó esta industria se produjo sobre todo con la llegada de artesanos genoveses,  cuya  avanzada tecnología permitió lograr una especialización artesanal en la obtención de tejidos de seda de gran calidad.

Esta industria textil se mantiene en la actualidad, con la tradición viva de la indumentaria fallera, cuyos desfiles del Día de San José, el 19 de marzo, gozan de enorme raigambre popular.

El Centro UNESCO Valencia – Mediterráneo llevará a cabo el próximo mes de junio una “Multaqa” o seminario de las tres culturas,  dedicada a La  Ruta de la Seda: http://www.unescovalencia.org/  

Además, la Lonja de la Seda de Valencia fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996, y para la celebración del  XX  aniversario de dicha declaración, desde la Comunidad Autónoma se celebrarán diversas iniciativas que mostrarán la vinculación de la comunidad con la histórica ruta.

Debe citarse también la Sede del Colegio del Arte Mayor de la Seda de Valencia, institución gremial que garantizaba la precisión técnica de la elaboración de los diferentes tejidos, gracias a la cual las sedas valencianas  alcanzaron gran cotización y prestigio.

Comisión Española de la Ruta de la Seda, en el Museo Textil de Tarrasa (Barcelona)

Por otra parte, en 1990 se constituyó en España la Comisión Española de la Ruta de la Seda, vinculada a la Comisión Nacional de España de UNESCO y con sede en el Museo Textil de Tarrasa (Barcelona), para actuar como catalizadora de los programas tanto de UNESCO como del Consejo de Europa sobre el estudio de las rutas de la seda como itinerarios culturales. Los trabajos de dicha Comisión concluyeron en 1993, con la celebración en Valencia de un seminario internacional.

Otros puntos de la geografía española forman parte de una red de itinerarios de la seda, ya que en España siempre existió la cultura y tradición de la sericultura. Concretamente, fue muy reconocida la  producción sedera de la España musulmana o Al-Andalus, que  tuvo un gran auge en centros como el antiguo Reino de Granada y las Alpujarras, el emirato de Córdoba,  Sevilla, Valencia, Murcia y Toledo, llegando también a las Islas Canarias donde, en la  isla de La Palma, se creó el Museo de la Seda en el municipio de El Paso (http://www.visitlapalma.es/recursos/recurso-seda).

 

Fecha: martes, 12 de mayo de 2015

Fuente: Nota de Prensa del Ministerio de Industria, Energia y Turismo


Powered by WPeMatico

Deja un comentario

Top