Estas aqui
Home > Es noticia > Madrid, Nueva York y Londres, unidas por el voluntariado

Madrid, Nueva York y Londres, unidas por el voluntariado

  • Cities of Service es una iniciativa que surge en 2009 bajo el liderazgo de Nueva York, a la que se ha sumado también Londres, con su programa Team London
  • El Ayuntamiento inició en 2005 un innovador Programa Municipal de Voluntariado, que en la actualidad cuenta con más de 7.000 integrantes
  • El 65% de las compañías de más de 500 empleados realizan actividades de voluntariado, especialmente en los ámbitos de ayuda a la infancia (el 63%), a la discapacidad (el 54%) y a la inmigración (el 34%)

Pionera en España e Iberoamérica. Con la incorporación de la Ciudad de Madrid a Cities of Service, la capital española se convierte “en la capital del voluntariado en España y en la primera ciudad de habla hispana en este programa, lo que nos convierte en una referencia para los países de Iberoamérica”. Lo ha dicho la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante la clausura de la Cumbre Innovación del Voluntariado que, desde el pasado miércoles, ha debatido en Madrid sobre las  mejores prácticas en relación al voluntariado y la movilización de la sociedad civil. La clausura ha contado con la presencia, entre otros, del embajador de Estados Unidos, Alan Solomon.

Cities of Service es una iniciativa que surge en 2009 bajo el liderazgo de la ciudad de Nueva York y cuenta en la actualidad con más de 100 ayuntamientos de EEUU además de Londres, que se ha sumado con su programa Team London. El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, envió un vídeo hablando en español para dar la bienvenida a la alcaldesa y a la Ciudad de Madrid a este programa internacional, “gracias por su compromiso -dijo Bloomberg- de utilizar el modelo de las Ciudades de Servicio en su gran ciudad, una de nuestras estrategias para afrontar los efectos de la crisis financiera. Formamos una coalición de ciudades de servicio para compartir este modelo con otras ciudades de los Estados Unidos y, ahora, hemos cruzado fronteras con Madrid y Londres”

“Este tipo de proyecto en Madrid es un paso importante hacia un mundo donde los gobiernos locales incluyan a sus ciudadanos  en la resolución de problemas urbanos”, añadió Bloomberg.

Botella explicó que esta iniciativa “se fundamenta sobre una acertada convicción: sin proyectos sólidos, las buenas intenciones no garantizan buenos resultados”.  De ahí su esfuerzo por el intercambio de experiencias que favorezcan y fomenten el voluntariado a nivel internacional y por darle “visibilidad”.
1. .
Ana Botella agradeció el mensaje de Bloomberg y mostró su satisfacción por la incorporación de Madrid a esa red y reiteró “nuestro firme compromiso por avanzar y trabajar juntos en el fortalecimiento de los principios y valores que animan a los voluntarios en su encomiable tarea. Con su dedicación y entrega, los voluntarios nos enseñan a construir una sociedad consciente de sus responsabilidades, en la que todos pensemos en qué podemos dar a los demás, en lugar de estar sólo pendientes de qué queremos recibir”.

Iniciativa innovadora

Botella recordó que el Ayuntamiento, consciente del interés creciente de los madrileños por el Voluntariado, inició en 2005 un innovador Programa Municipal de Voluntariado, que en la actualidad cuenta con más de 7.000 integrantes y la implicación de numerosas entidades sociales y empresas solidarias.  “Su finalidad, -insistió la alcaldesa-  no es sustituir trabajadores, ni reemplazar a las entidades del voluntariado, sino todo lo contrario: potenciar, fortalecer y proyectar este ámbito como una de las expresiones más importantes de la acción social altruista en nuestra sociedad”.

El Programa de Voluntariado responde a la creciente tendencia de la sociedad a asumir responsabilidades para fomentar actividades culturales, implicarse en el respeto al medio ambiente y, sobre todo, ayudar a los más desfavorecidos. Ana Botella ilustró este hecho con varias encuestas, entre ellas el estudio sociológico Pulso de España , donde hasta 2008 predominaba la idea (el 68% de los ciudadanos así lo creían) de que el Estado era el responsable de atender a las necesidades de los ciudadanos especialmente vulnerables. Sin embargo en la edición del mismo correspondiente a 2010, el porcentaje anterior se había reducido al 44%, elevándose del 17% al 24% el número de quienes consideraban que es la sociedad la que debe responder y ayudar a los más desfavorecidos.

“La sociedad española -constató Ana Botella- ya no se conforma con contribuir sólo económicamente. Quiere implicarse activamente y asumir más responsabilidades en temas relevantes para el desarrollo social, como la educación, la sanidad o la ayuda a los desfavorecidos.

Otro pilar importante en el arraigo del voluntariado es el compromiso cada vez mayor de las empresas que, según el Informe 2010 del Voluntariado Corporativo en España  revela que el 65% de las compañías de más de 500 empleados realizan actividades de voluntariado, especialmente en los ámbitos de ayuda a la infancia (el 63%), a la discapacidad (el 54%) y a la inmigración (el 34%). “Todo ello -subrayó la alcaldesa- retrata una realidad positiva que, efectivamente, es ya una seña de identidad de nuestro tiempo y de nuestras sociedades. Una realidad que tiene ante sí un gran un horizonte de expansión”.

Sin vuelta de hoja

El voluntariado es, para Botella, una seña de identidad de nuestro tiempo. “La labor altruista de los voluntarios representa la mejor expresión de la capacidad del ser humano por sentir como propias las dificultades y las necesidades de los demás”. Una afirmación tras la cual agradeció a los voluntarios esa labor y ese compromiso, que cobra una especial relevancia en estos tiempos de crisis económica y social.

“El voluntariado -dijo- ha demostrado ser ¬¬un factor fundamental para contrarrestar los efectos de la crisis, complementando la acción pública. Porque la crisis ha puesto de relieve muchas cosas, pero sobre todo ha demostrado que nuestras sociedades tienen la suerte de contar con un recurso inagotable: la solidaridad. Este movimiento de entrega y dedicación a los demás ya no tiene vuelta atrás”.

Botella trazó el objetivo a partir de ahora: ensanchar los límites y abrir el horizonte para su labor y “eso pasa -aseguró- por sumar fuerzas entre las organizaciones e instituciones del voluntariado y las Administraciones Públicas./

Deja un comentario

Top