Estas aqui
Home > Empresas > Mobiliario de oficinas barato en remates, ferias o tiendas de muebles usados

Mobiliario de oficinas barato en remates, ferias o tiendas de muebles usados

No todos podemos disponer de mucho dinero cuando queremos decorar o redecorar un espacio laboral, y por eso, la existencia de mobiliario de oficinas barato, al menos nos da un respiro en todos los gastos que supone esta remodelación. Se pueden encontrar entre los muebles usados, o bien en sitios en Internet, muebles a precios increíbles y sumamente aprovechables, sin importar si son nuevos o usados, existen piezas que además de originales y de excelente calidad, no encontraría jamás en una tienda porque han dejado de fabricarse para darle lugar a una nueva tendencia o formato.

 

Los amantes de los muebles y el estilo antiguo, pueden acudir a remates que se realizan en cualquier ciudad del mundo, donde se encuentra absolutamente de todo y entre estos productos, podrá adquirir no sólo el mobiliario que formará parte de su lugar de trabajo, sino que también habrá otros elementos necesarios para complementar toda la decoración de su ambiente, como lámparas en formas de arañas, cuadros completamente clásicos, tapices, etc. Esta es una idea excelente para los que no tienen demasiado dinero que invertir, o los que sólo están buscando un estilo de muebles o elemento decorativo en particular.

Pero también, para ahorrarse algunos euros se puede acudir a tiendas de segunda mano, donde el precio, a diferencia de un remate, ya está establecido y la calidad de todas las piezas es excelente y previamente chequeadas por la empresa que los vende. Esto es de suma importancia para que en un futuro no se encuentre con un inconveniente que reparándolo puede costarle mucho dinero.  Mesas de oficina, escritorios, bibliotecas, mesa de reuniones o un simple mueble de archivos puede estar casi nuevo en algún comercio dedicado a la compra y venta de muebles de segunda mano, por lo que no vale la pena gastarse mucho dinero en mueblerías con productos de última generación.

 

Combinar muebles nuevos y de segunda mano: otra alternativa de ahorro

 

Para los que desean algo nuevo en su espacio de trabajo, una opción bastante rentable es la combinación entre lo nuevo y lo usado. y en ese caso lo que se puede hacer, es comprar un buen escritorio o mesa de oficina en alguna tienda de muebles nuevos, y complementar toda la decoración faltante con artículos de segunda mano que no representan tanto importancia para el ambiente, más que un aspecto decorativo. Por supuesto que combinar estos muebles no quiere decir que cualquier estilo quedará bien, sino que siempre deben guardar alguna relación estética, ya sea siguiendo el mismo diseño, o combinando dos que puedan ser posibles y queden estéticamente bien.

 

Es necesario evaluar qué mueble es el que mas importancia tendrá en su oficina, ya sea por la función que éste cumplirá como por la ubicación que tendrá en la misma; y determinar cuáles de los demás pueden esperar un poco más para comprarse o adquirirlos en lugares mucho más económicos. Lo mismo ocurre con las alternativas que existen cuando nos encontramos con lugares pequeños en donde no tenemos capacidad más que para un solo mueble, y debemos buscar la solución para organizar papeles o libros sin tener un mueble que los contenga. Una alternativa para espacios con pequeñas dimensiones y que es de gran utilidad para colocar libros o archivos son los estantes que pueden ser colocados en todas las paredes libres que existan en el ambiente. Esto queda muy decorativo y además es bastante funcional para oficinas o espacios de trabajo que necesitan tener a mano bibliografía y documentación importante.

 

Los muebles de oficina de segunda mano pueden ser comprados listos para hacer usados como también elegir la opción de restaurarlos por completo de acuerdo al gusto u objetivo particular que cada uno tenga. En el caso de ser comprados para su colocación inmediata, deberá atender específicamente al estado en el que se encuentra el mueble, ya sea en el armado del mismo, como el material del cual está confeccionado; y para esto será fundamental que inspecciones tanto los puntos de apoyo como todos los compartimientos que éste tenga y de esta manera se asegurará de que no presente rastros de humedad o roturas internas que a simple vista no se puedan notar.

En cambio, si el mueble se compra con la intención de restaurarlo, lo más importante es que sea de buena madera y que esté firme al apoyarlo, ya que los detalles de pintura y laqueado será acciones que se volverán a realizar; y aquí puede inclinarse a la compra de muebles más baratos, ya que deberá comprar todos los elementos necesarios para dejarlo como nuevo.

 

Opciones económicas en este tipo de producto sobran, sólo deberá caminar y recorre cada uno de los puntos de venta y elegir el que más le convenga de acuerdo a los costes de sus piezas como a la calidad que esté buscando; y así poder darle el aspecto que desea a su lugar de trabajo.

Deja un comentario

Top