Estas aqui
Home > Posts tagged "patente"

Cómo protegerse de la luz azul en la vuelta al cole

El periodo de vacaciones nos permite descansar y apartarnos de los excesos, también del de la luz azul que emiten los dispositivos electrónicos, pero cuando finaliza el verano y hay que regresar al trabajo o al colegio, volvemos a exponernos excesivamente a esta luz. Y es que en la actualidad, una de las principales fuentes de problemas para nuestra visión está en las pantallas de los dispositivos electrónicos. Smartphones, tabletas y ordenadores emiten la llamada luz azul, y pasamos demasiado tiempo frente estos dispositivos, lo que nos convierte en personas con alto riesgo de sufrir sus efectos negativos. Según explica Sandra Perucha, Óptica Optometrista y Product Manager del departamento de Marketing de Indo, multinacional española especializada en la comercialización de lentes oftálmicas y pionera en la investigación en el campo de tratamientos superficiales protectores, una exposición en exceso a la luz azul puede provocar fatiga, stress ocular o insomnio, ya que la hormona que regula el sueño, la melatonina, puede alterarse e impedirnos descansar correctamente. Por lo que se refiere a los niños y la “vuelta al cole”, según un estudio publicado por CECOP (Colegio Nacional de Ópticos y Optometristas), el 30% del fracaso escolar tiene que ver con los problemas de visión.

Cómo proteger nuestros ojos de las radiaciones solares en verano

Con la llegada del verano, pasamos mucho más tiempo al aire libre, y ya sea en la playa o en la montaña, nos exponemos a los rayos solares más que nunca. Estos tienen efectos nocivos sobre nuestra piel y nuestros ojos de los que debemos protegernos. Los rayos UV y los infrarrojos son las radiaciones solares invisibles a combatir en verano. La radiación ultravioleta es la más dañina. Representa el 7% de las radiaciones solares que recibimos y en la piel ocasiona quemaduras y envejecimiento, y en los ojos provoca opacidades y conjuntivitis en cornea, y acelera las cataratas. La otra radiación de la que debemos protegernos, la infrarroja, es todavía una gran desconocida, a pesar de que representa el 54% de los rayos solares que nos llegan. En la piel provoca la pérdida de colágeno y la aparición de las arrugas profundas, sobre todo en el contorno de los ojos. Y en la vista, ocasiona opacidades en la córnea, inicia el proceso de las cataratas y, por si fuera poco, como llega hasta la retina, puede producir degeneración retiniana. “Ojos y piel son muy sensibles al sol y deben protegerse muy bien de las radiaciones nocivas que los rodean. Los ojos,

Indo desarrolla una tecnología única en el mundo en lentes progresivas

La multinacional española Indo, líder en el sector óptico, ha desarrollado una tecnología única en el mundo que permite diseñar lentes progresivas más y mejor adaptadas a las necesidades de los usuarios de este tipo de gafas. Esta tecnología, que ha sido patentado por Indo, se llama FreeMAX y con ella se desarrollan lentes progresivas que aportan la máxima visión y la máxima comodidad y ligereza. Sus beneficios han sido contrastados por los usuarios que ya las han probado: las lentes son hasta un 62% más delgadas, lo que proporciona unas gafas más estéticas y cómodas por su ligereza; y tienen un campo de visión muy amplio, hasta un 40% el campo de visión nítido. Esto garantiza una adaptación inmediata y un confort muy por encima del resto de lentes del mercado. Más información sobre todos los beneficios de FreeMax, así como de las ópticas especializadas en esta tecnología, en la web http://www.freemaxvision.com Más información de indo en http://www.indo.es

En invierno estamos más expuestos a las radiaciones solares nocivas

Aprovechar las horas de sol en invierno, paseando por la montaña, practicando deportes de nieve, o con apacibles paseos junto al mar, es recomendable antes de recogernos para protegernos del frío tras la puesta de sol. Pero el exceso de radiaciones UV e IR tienen efectos adversos para la salud, como quemaduras o pérdida de elasticidad en la piel, efectos que son acumulativos y que pueden llegar a ser cancerosos. Nuestros ojos también están expuestos a estas radiaciones y más en invierno, cuando el sol va más bajo y las radiaciones inciden más directamente sobre los ojos.  Al usar gafas de sol para que no nos deslumbre, estamos más cómodos pero no más protegidos, ya que las pupilas se dilatan por la disminución de radiaciones visibles, permitiendo la entrada de las radiaciones nocivas UV e IR. Así, como los reflejos sobre la nieve incrementan esas radiaciones, si usamos gafas con cristales oscuros (del 4 según la norma CE), dejaremos que entren estas radiaciones. Lo mismo ocurre con el reflejo del sol en el agua cuando vamos a la playa. Según explica Oriol Cusó, óptico optometrista y Director de IndoAcademy, departamento de formación de la empresa Indo, “la mayoría de las lentes solares,

Consejos para elegir gafas de sol

Infrarrojos y UV, las radiaciones solares a combatir en verano En verano pasamos mucho más tiempo al aire libre, expuestos los rayos solares, que nos broncean y nos dan buen humor, pero que a su vez tienen efectos nocivos sobre nuestra piel y nuestros ojos. Por eso debemos protegernos. “Los ojos son especialmente vulnerables porque no los solemos proteger con cremas, ropa o viseras, por lo que necesitamos unas buenas gafas de sol”, advierte Sandra Perucha, Óptica Optometrista y Product Manager del departamento de Marketing de INDO.  ¿Qué radiaciones solares debes conocer?  Infrarrojos y UV son las radiaciones a combatir en verano, y cuanto mejor las conozcamos, mejor podremos protegernos de ellas.  La radiación ultravioleta (UV) es invisible: el 7% de las radiaciones solares que recibimos son Ultravioletas.  Y es lamás dañina: en la piel  produce quemaduras (UVB de Burning) y envejecimiento (UVA de Aging). En los ojos provoca a corto plazo opacidades y conjuntivitis en cornea, y acelera las cataratas. La radiación Infrarroja (IR) es también invisible y poco conocida, pero representa el 54% de los rayos solares que nos llegan. Actúa a largo plazo en la piel: provoca la pérdida de colágeno y la aparición de las arrugas profundas, sobre todo en contorno de

Top