Estas aqui
Home > Escuelas de Negocios > El presidente de Enagás destaca en Desayunos ESADE el papel clave del gas natural en el mix energético

El presidente de Enagás destaca en Desayunos ESADE el papel clave del gas natural en el mix energético

El presidente de Enagás, Antonio Llardén, planteó hoy durante los Desayunos ESADE la necesidad de definir el mix energético español para los próximos años, y destacó la importancia de mantener, de cara al futuro, el papel del gas natural con una presencia en el mix de alrededor al 40 %. En ese sentido, consideró positivo que el actual Gobierno ya esté dando los primeros pasos necesarios para definir la composición de la cesta energética, con decisiones como la prolongación de Garoña y la ubicación del almacenamiento nuclear.

Durante los Desayunos ESADE, Llardén abogó, asimismo, por que el carbón se sitúe en porcentajes similares a los de hace unos años, en torno al 10 %. “No parece razonable que, con una fuerte apuesta por las renovables, el consumo de carbón para producir electricidad haya pasado de tener un peso en el mix del 8 % en 2010, a un 16 % en 2011 y a más del 20 % en lo que llevamos de año”, señaló.

Además, recordó que las infraestructuras gasistas se han desarrollado para poder funcionar como backup de las renovables, y destacó que el mes de febrero registró la mayor demanda convencional de gas natural de la historia, con días en los que se alcanzaron también máximos históricos.

Por otra parte, el presidente de Enagás destacó la necesidad de resolver el déficit tarifario eléctrico, que se cifra en 24.000 millones de euros. Según Llardén, la principal causa del déficit se encuentra en el desarrollo de las energías renovables a una velocidad superior a la prevista, con unos costes de potencia instalada y de utilización también superiores a los previstos y que no se reflejaron en la tarifa.

España, país de tránsito

Otra de las apuestas del presidente de Enagás es la creación de una conexión gasista sur-norte en Europa. En la actualidad, sólo existe un pasillo desde Rusia, desde el este, hasta Europa. Llardén aboga asimismo por crear una interconexión desde el sur, en la que España “puede ser un país de tránsito” entre el norte de África y el centro de Europa. “Francia es clave en esta posible interconexión”, destacó. Esta interconexión permitiría al sistema energético español obtener ingresos por los peajes de tránsito y, además, aumentaría la seguridad de suministro de Europa ante posibles situaciones de crisis de abastecimiento como las que han sufrido algunos países como consecuencia de su dependencia del gas ruso.

Fuente: ESADE

Deja un comentario

Top